• ¿Y ahora quién  podrá ayudarnos?-IMAGEN
    Lunes a Viernes de 7 a 10 hs.

    ¿Y ahora quién podrá ayudarnos?

    Ernesto Tenembaum, Gustavo Grabia, Tamara Pettinato, Jairo Straccia, Yamila Segovia

  • La inmensa minoría-IMAGEN
    Lunes a Viernes, 10 a 13 hs

    La inmensa minoría

    Reynaldo Sietecase, Federico Yañez, Verónica Castañares, Jorge Tartaglione, Romina Manguel.

  • Pasaron cosas-IMAGEN
    Lunes a Viernes 13 a 16 hs

    Pasaron cosas

    Alejandro Bercovich, Noelia Barral Grigera, Alejandro Wall, Nahuel Prado

  • Mejor país del mundo-IMAGEN
    Lunes a Viernes 16 a 19 hs

    Mejor país del mundo

    Diego Iglesias, Galia Moldavsky, Esteban Rafele, Nicolás Fiorentino, Julián Marini.

  • No dejes para Mañana-IMAGEN
    Lunes a Viernes de 19 a 21 hs

    No dejes para Mañana

    Romina Manguel, Sebastián Davidovsky, Liliana Franco,Daniel Bilotta, Damián Nabot, Natalia Mader.

  • Va por Vos-IMAGEN
    Lunes a Viernes de 21 a 22 hs.

    Va por Vos

    Oscar Orquera, Sergio Rosso

  • Buenas tardes, China-IMAGEN
    Lunes a Viernes de 6 a 7 hs

    Buenas tardes, China

    Yamila Segovia, Jairo Straccia

Desde el Movimiento Evita aseguran que “Cristina nos agravió”

Gildo Onorato dijo que “me dio un poco de lastima” verla a la vicepresidenta criticando a las organizaciones sociales.

ECONOMÍA POPULAR

Es un proceso que proviene de la subsistencia básica donde aquellos desocupados, marginados y excluidos fueron construyendo herramientas de trabajo y actividades de trabajo que no están contempladas en los convenios colectivos, el ejemplo más claro es el reciclador urbano, trabajadoras de cuidado, el feriante, etc. 

Recientemente, el 9 de junio, la OIT, insiste con que la economía comunitaria y social es uno de los ejes vertebradores para la generación de trabajo decente, esto significa que hay una nueva realidad en el mundo sociolaboral donde la autogestión, el trabajo comunitario, el trabajo sin patrón son vertebradores de lo que el mercado descarta, donde empleo y trabajo han dejado de ser sinónimo. Esto abarca en la Argentina a casi 8 millones de habitantes, por eso cuando se discute a los movimientos populares y se hace eje en los planes sociales evidentemente, no solo se desconoce la realidad sociolaboral de nuestro país sino las tendencias globales que están planteando los organismos que realizan este debate. Ese es el gran desconocimiento que tiene la dirigencia política argentina.

CÓMO FORMALIZAR TRABAJADORES

Primero hay que asumir la condición de que el mercado no puede insertar 8 millones de personas y el Estado tampoco lo puede hacer, porque el mundo del trabajo no genera mano de obra en la dimensión de lo que se necesita.

Nosotros creemos que hay 3 mecanismos muy concretos que son posibles de realizar con las instituciones actuales:

Primero ampliar el monotributo productivo o inclusivo, para reconocer, valorar y registrar ese trabajo y que el compañero o la compañera que no tiene ningún tipo de ingreso registrado pueda facturar sobre su trabajo porque los 11 millones de personas que se inscribieron en el IFE trabajan, el problema es que no tiene derechos, entonces reconstruir la relación fiscal a través del monotributo productivo dando 2 años sin cargo y del año 2 al año 4 que puedan abonar el 50%.

Segunda medida, el crédito no bancario para ganar en escala de producción y seguir dignificando ese trabajo y reconstruir la relación financiera, ya que los sectores de la pobreza, los sectores periféricos de nuestro país tienen grandes dificultades para acceder al crédito y muchas veces terminamos endeudados con el prestamista de la esquina. 

Tercer medida, construir procesos de intercambio, comercialización de compra venta con el mundo privado y con el mundo público para de esa manera generar un proceso de reconstrucción del vínculo comercial. 

Esto implicaría que nosotros podemos impulsar el crecimiento de abajo hacia arriba, registrar casi 8 millones de personas amparados en las resoluciones de la OIT, porque el sindicato de la economía popular está basado en esta nueva realidad de la subsistencia básica que la OIT viene planteando como vertebrador de los trabajos de nuevo tipo en el siglo XXI.

¿FORMALIZACIÓN DE TRABAJO COMO REDUCCIÓN DE POBREZA?

Lo que se tiene que reducir son los subsidios de transferencia directa que no valoran el trabajo, porque hemos tenido en la Argentina de Cristina 5 puntos de producto bruto destinado a la inversión social, con Macri después de mucha lucha llegó a 8, hoy tenemos 13 puntos de producto bruto destinado a la inversión social y la pobreza, la desigualdad siempre ha estado en un serrucho ascendente.

La pobreza no se aborda con subsidios o transferencias directas, lo que hay que reconocer es que el mercado de trabajo tradicional no tiene capacidad de absorber la demanda de trabajo que existe porque hay muchos trabajos que no están con derechos. 

En el 2016 se votó una ley que se llamó Ley de emergencia social que establecía el salario social complementario, salario porque reconoce un trabajo, social porque remite a una tarea comunitaria y complementario porque complementa el ingreso que el compañero o la compañera se genera por fuera de los circuitos registrados. Lo que hay que hacer es reconocer las nuevas relaciones de trabajo y regularlas, institucionalizarlas. 

Hay que identificar que hay dos segmentos más, tenés el que no puede reinsertarse socialmente o productivamente, a ese sí tenemos que darle un ingreso básico que supere la indigencia. Y al que puede recuperar empleabilidad lo tenemos que capacitar y vincularlo al mundo privado, nosotros, el Movimiento Evita, lo estamos haciendo y justamente no lo estamos haciendo con Pymes, lo estamos haciendo con Accenture y con el programa de mentoreo de la fundación Idea.

SOBRE LOS DICHOS DE CRISTINA

Habló con un enorme desconocimiento de la realidad sociolaboral, con un profundo desconocimiento de los programas sociales, porque ella hace algunas afirmaciones como por ejemplo el tema de las altas por bajas y los movimientos populares les pedimos cuando inició este gobierno que se termine con ese instrumento que había desarrollado el gobierno de Macri. Después planteaba que la gente era rehén y nosotros planteamos durante este gobierno 2 reempadronamientos para que la gente pueda elegir donde trabajar, en una iglesia, en una fundación, en una ONG, en un Municipio, en una gobernación o en los movimientos populares, entonces desconoce la realidad sociolaboral, desconoce la realidad de los programas sociales y habló de forma muy agraviante.

Yo primero, más que nada, me sentí muy agraviado. Y sentí que una persona que tiene una investidura tan importante en la Argentina, que hable con desconocimiento y dos temas centrales de la realidad social, sentí que se degradaban las instituciones, como ciudadano lo sentí, que la institución de vicepresidencia de la Nación se estaba degradando porque estaba hablando con desconocimiento de problemas muy profundos y honestamente me dió un poco de lástima, ni siquiera me enojé. Creo que nosotros tenemos que afrontar estos debates con respeto, con diálogo, sin descalificaciones, sin agresiones, porque la sociedad ya rechaza esa forma de vincularse entre los dirigentes sociales, políticos con la sociedad, ese no es el camino y evidentemente nosotros a pesar de nuestros propios estigmas tratamos de buscar el camino del diálogo y el respeto porque si no va a ser muy difícil sacar la Argentina adelante. 

DISPUTA ENTRE LA CÁMPORA Y EL MOVIMIENTO EVITA

Nosotros sí hablamos, hablamos con La Cámpora, con todos los sectores. Tengo amigos personales, muy amigos, que son militantes de La Cámpora. Me parece que hay construido un relato de enemistad que es mucho más profundo del que realmente hay y los afectos y las amistades que tenemos. Después está el relato político y creo que eso es una construcción que muchos dirigentes abonan con sus actitudes pero me parece que la idea de la confrontación permanente entre dirigentes políticos, entre los dirigentes con representación institucional le hacen muchisimo daño a la institucionalidad y sobre todo en el diálogo entre los dirigentes con la población está erosionando la representación política de nuestro país. 

Guido Onorato en Las cosas como son con Pablo de León

Compartir en:         

Noticias relacionadas